martes, 20 de diciembre de 2011

Reto 100


Todo mi apoyo para José Escudero, por tener esta buena idea para poder ayudar a quien lo necesita. Os dejo el enlace donde podréis informaros y colaborar si os llega la idea.

     “Reto 100", 5 Carreras de San Silvestre en 4 días por Menudos Corazones

domingo, 18 de diciembre de 2011

XXVIII Media Maratón de Villaverde

Hoy tocaba repetir un clásico de las medias maratones;  hoy amaneció un día genial, la temperatura no era excesivamete fria , nada de aire y sol acompañándonos durante todo el recorrido.
Llegamos sobre las 9:00h y enseguida localizamos a Jose, nuestro compañero en las últimas carreras, él estaba  con un gran grupo; los forofos del running.
Esta carrera esta muy bien organizada, ya tiene años de experiencia en estos temas la  Asociación Deportiva Maratón.
La salida fue muy puntual,  fuimos colándonos entre la multitud, tenía claro que quería arañar algún minuto a mi tiempo del año pasado, así es que aumenté en poco el ritmo de zancada, Ana y Jose estaban avisados de que quería ir un poco más a mi ritmo.

Al conocer bien el recorrido de esta carrera controlé desde el principio la estrategia de carrera, frenándome cuando notaba que iba fuerte, parar y aguantar bien hasta al final de la carrera,  sin tener que pagar el pato por la euforia del principio.
Muy buenas sensaciones toda la carrera, con la sensación final de poder apretar más, al final de la carrera tenía fuelle para apretar  y adelantar a gente y eso que el último km es duro.
Al final 01:56:33h, dos minutos menos que el año pasado, lo suficiente para tener la satisfaccion personal de saber que algo he progresado en este año.
Ana, que está en plena progresión, bajó de las dos horas, aunque no estuve con ella desde principio en la carrera sí que me la cruzaba y la veía disfrutar de la carrera sin sufrir y a buen ritmo.
Jose, como siempre, disfrutó, aunque en los últimos se vien un poco abajo, pero como es un jabato aguantó hasta el final y disfrutó, muy emocionado.


Al final esperé un poco para poder disfrutar de un masaje relajante gracias a la escuela de quiromasaje de Madrid.

La bolsa del corredor estuvo muy bien, con una camiseta original con el logo de Harley Davison con una referencia del nombre de la carrera.
Tambien quiero recordar que Yolanda, una conocida de las carreras, ha ganado la carrera y eso que ella esta especializada en 10000 m y aunque cuando la saludamos antes de la carrera nos dijo que con terminar la carrera le llegaba, menos mal, ya que se dio una prisa para terminarla en 01:24:24. Vamos, una fenomena.
Dos campeonas
Esta carrera seguirá siendo una de las que, en la medida de lo posible, no me la perderé.

lunes, 5 de diciembre de 2011

I Carrera de montaña "Cerro Marmota"

Buena mañana para ser diciembre, tendremos sol para enfrentarnos a esta I Carrera de la Marmota.
A las nueve de la mañana llegamos a Comenar Viejo, donde se celebra por primera vez esta prueba. 
En la página web decía que no era muy dura, pero desde que nos apuntamos hasta hoy, gracias a la altimetría a y los compañeros que han participado en alguna prueba por la zona, sabemos que no va a ser un simple paseo.
Hay un gran grupo de conocidos: Z&C, Gacelas, Caprus, Pradolongueros, todos con los nervios a flor de piel antes de salir.
Salida( fotos de Dani)
Somos muy finas para mojarnos (fotos Dani)
Una vez en marcha nos quedamos en un grupete donde íbamos Ana, Bea, Jose, Suso y yo. Bea llevaba muy buen ritmo y fue quien marcó casi los primeros 10 km. En uno de los pasos del río dejamos atrás a Bea y Suso, seguimos la marcha cómodos sin forzar mucho, Ana como estaba un poco convaleciente por un catarro nos marcaba un ritmo más lento. En el km 11 la cosa empezó a subir y subir,era la cuesta sin fin, ni un llanito en 6km. En la parada de avituallamiento de la carrera nos hidratamos con con glucosa y barrita energética que puso la organización. Jose nos cogió, había parado hacer fotos de los paisajes, con las pilas cargadas reanudamos la marcha. Tuvimos 1 km de bajada duro y peligroso, también lo hacían peligrosos los participantes en la marcha, que no se apartaban y nosotros llevábamos mas inercia, algo que le pasó factura a Carlos y a Almudena, lo de Carlos fue un golpe más jodido, pero nada serio.
Vimos a lo lejos el famoso cerro de la marmota; menuda inclinación, lo mejor fue ver a Dani dando ánimos a todo el mundo.
Foto de cumbre (fotos Dani)
Las subiditas no paraban de aparecer y las piedras no facilitaban mucho el seguir corriendo. Vi que mis compis estaban tan cansados como yo, por eso decidimos andar porque no es cuestión de dejarse un tobillo en un terreno tan inestable.
No sé en qué momento José se quedó atrás pero, como siempre, yo voy al ritmo que me marca Ana, a lo lejos vi a Ness con su dueño andando, cuando lo alcanzamos nos contó el golpe que se había dado, se le veía de bajón por la rabia de la caída, pero se reengancho a nuestro ritmo y su fiel amigo corrió en paralelo a mi casi hasta el final.
Foto finish
En la bajada espere que Ana me alcanzara para entrar juntas, pero la meta no estaba muy bien limitada así es que sin querer no entré con ella subiendo los brazos como hacemos juntas en todas nuestras carreras.

lunes, 14 de noviembre de 2011

47 edición Behobia

Puedo  decir que acaba de terminar un magnífico fin de semana rodeada de un grupo de estupendas personas, casi todas con una afición en común: correr.
El viernes, sobre la 17:30h llegamos a San Sebastián, un poco de reposo en el hotel para recuperarnos del viaje, como a las 19:00h nos fuimos a buscar a Manuel y Ana, su mujer, pero a quien realmente queríamos ver es a su retoñito Vera, una bebé de 9 meses preciosa y buenísima.
Salimos a pasear por la playa de la Concha y sin darnos cuenta, y dejándonos  llevar por la belleza de esa ciudad, estábamos en la otra punta (Monte Urgull)
Al día siguiente quedada con más gente el grupo, saludamos  a Jose y a su familia y más tarde ya se unió al grupo inicial del viernes, Héctor. Nos fuimos al Kursaal para recoger los dorsales, esta tarea la terminamos enseguida y nos quedaba todo el día por delante para turistear por San Sebastián. Ana fue quién hizo de guía turística, armada con un plano nos enseñó las cosas más singulares de la ciudad, incluso la típica “Vieja’l visillo”.
Después de una buena pateada mañanera nos merecíamos parar, la forma que elegimos para reponer fuerzas es la que utilizan los lugareños; Txacoli y pinchitos, muy rico todo.
No dirigimos hacia la playa de la Concha y tuvimos muy buena suerte porque nos hizo un fin de semana fantástico, pudimos aprovechar para bajar a la playa, mojarnos los pies y sentarnos un breve instante en la arena para disfrutar del paisaje.
Playa de la Concha
Cerramos ese día con una cena rodeada de gente conocida a través del Facebook. Estuvo muy bien.
Grupo Zapatilla & Calcetines


Antes de...
Ahora llega el momento de la carrera; suena el despertador a las 7, todas las cosas preparadas de la noche anterior facilitan que estemos antes de lo previsto en el punto de encuentro, las mariposas revoloteando en el estómago, nos dirigimos hacia la Behobia en la lata de sardinas (euskotren), fueron los 20’ peores de todo el fin de semana.
Una vez en la Behobia el tiempo de espera se hacía interminable. Por fin llegó nuestro turno, la música de fondo: “El final de la cuenta atrás “de Europe, fue muy emocionante, los pelos como escarpias y con ganas de llorar.
Encarrilando la subid Gaintxurizketa
Voy acompañada de Ana y Jose, como Alfon me aconsejó antes de la carrera nos medimos hasta terminar la primera subida dura, que se me hizo mucho menos dura de lo que me había imaginado. Los gritos de ánimo de la gente nos hacían sentir fuertes y valientes, Jose dice que va forzado y que tiremos, la última subida la hacemos Ana y yo con miradas y sonrisas cómplices sin dar tregua a ninguna aparición de desánimo por ninguna de las dos; los entrenamientos están dando su frutos.


Últimos 3 km finales, durante todo el camino han sido muy escasos los espacios sin gente animando, pero ahora  entramos como héroes de alguna hazaña victoriosa y no puedo dejar de sonreír de felicidad tres km de gloria en mi vida, me siento grande victoriosa, cada vez más deprisa arrastradas por la euforia de tan singular momento ya veo la meta, busco a Ana y en su mirada veo la misma sensación que tengo en ese momento, sprint final busco su mano para levantarla hacia el cielo de la victoria.
Vídeo de meta:

Gracias San Sebastián, por regalarnos un momento así.

domingo, 30 de octubre de 2011

II Carrera villa de Fuensalida

Por fin los esfuerzos han dado sus frutos.
Lo conseguí

Hoy, con el cambio de hora el madrugón se llevo mucho mejor, salimos de Madrid a las 09:00h dirección Fuensalida. Nos llevó una hora llegar, recogimos el dorsal con mochila, camiseta de manga larga y bolso de lona pequeño.
Calentamos durante 15’ porque en las carreras cortas no hay mucho tiempo para hacerlo; lo único que le puedo recriminar a esta carrera fueron los 6’ de retraso de la salida, el sudor se estaba volviendo frío y eso no es nada bueno.
Silbato de salida, voy a la par de Ana y Miguel, voy dejando pasar y pasando para encontrar mi sitio en la carrera. Miguel viene unos pasos por detrás, en el km 2 empezamos a ver en una vuelta a los primeros de la carrera. Pendientes de ver qué posición lleva Ninfa, cuando la vimos por primera vez va la sexta de las chicas, pronto Miguel empieza a coger su ritmo y veo como se marcha, yo voy a tope y bajando en algún tramo el ritmo para poder recuperar. Me cruzo con Ana, que va más atrás, pero está sonriendo y disfrutando de la carrera.
Empiezo a ponerme objetivo, veo chicas, a las que tengo que pasar, sin forzar y con el ritmo que llevo voy viendo como acorto la distancia con ellas. Conseguí adelantar a 5 chicas en los dos últimos km. y a tan solo 800 m del final veo a la última rival, eso me da fuerzas para olvidarme del sufrimiento que llevo. Luché pero ella apretó más porque tenía un as en la manga y apretó en los últimos 100 m.
Cuatro patas para un banco
Pasada la meta, nos espera lo mejor de un evento como este, otra bolsa más con fruta, zumo, agua, aquarius… pero no acaba la cosa aquí; barra libre de refrescos y cervezas, con choricitos en pan y panceta. Vamos, un lujo de carrera!
Ninfa se fue a ver la clasificación y nos confirmó que había quedado la tercera de su categoría. Yo, por curiosidad, me acerqué a mirar y cuando conseguí encontrarme no di crédito al ver que había quedado la tercera de Veteranas B. No tengo palabras para poder describir lo que sentí en ese momento, ¡yo en un pódium!
No puedo explicar lo que se siente en un pódium por mi falta de costumbre; estar allí arriba es muy, muy gratificante.

domingo, 23 de octubre de 2011

XII Carrera Cívico Militar contra la Droga

Hoy he vuelto a correr la carrera “cívico-militar”, una de las pocas carreras gratuitas que quedan en Madrid, bien organizada y con una buena bolsa para el corredor, lo mejor de la bolsa es el rancho de combate que lleva.

Contenido de la bolsa del corredor
Esteban, mi entrenador.
Como ya ha empezado a hacer fresquito no se podía estar mucho tiempo de charleta con los compañeros, enseguida empezamos a calentar, estaba a tope de militares con sus uniformes de carrera de cada brigada.
Esteban, que es mi compañero de entrenamientos semanales hoy estaba apuntado a esta carrera ya que el no suele participar en estos eventos. Me había dicho que haría la carrera conmigo y así ha sido, me ha hecho de libre y me ha estado animando, gracias a eso he hecho mi mejor MMP, distancia: 6300 m, tiempo 32’10’’, media km 5’8’’, me doy por satisfecha. Está claro que lo mío no es la velocidad.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Tapia 12/10/2011

Entrenamiento “Tapiero” con un montón de gente del facebook. Siempre hablamos los corredores de lo felices que nos sentimos con este deporte y hoy, un día festivo, madrugamos para salir a entrenar y poder disfrutar de algo tan bueno como es nuestra casa de campo, a pesar del frio que hacía antes de empezar el entrenamiento; además, para rizar más el rizo elegimos una de las rutas más duras, con cuestas que nos hacen sufrir de lo lindo, pero como dice el refrán “sarna con gusto no pica”. Mucho me centro en lo enganchados que estamos a este deporte, pero mas enganchados estamos a las redes sociales, como ejemplo diré que yo soy de las que me despierto muy prontito y casi lo primero que hago es ir al ordenador y entrar, siempre con la esperanza de ver avisos en rojo para poder decir alguna que otra tontería.  Los hay que se acuestan más tarde para decir más tonterías y al despertarse van corriendo a ver el ultimo post con la esperanza de poder continuar, aunque si no hay nada, escriben cualquier pensamiento mañanero y a esperar, que seguro que habrá alguien del otro lado para contestar.
Gran evento
Creamos eventos, grupos, etiquetamos fotos, poner nuestras música preferida, un sinfín de posibilidades que cada dos por tres nos cambian con más o menos opciones a las que en un primer momento le protestamos porque no sabemos manejar, pero en un par de horas ya le hemos vuelto a coger el tranquillo.
Y lo mal que lo pasamos cuando por la circunstancias que sean no podemos compartir con nuestros  amigos “redsociales”  lo último que hemos hecho; como, por ejemplo, este verano al irme de vacaciones fuera de España no podía utilizar mi tarifa de datos de mi Smartphone y pensaba: esto que estoy haciendo lo quiero compartir pero no puedo… ¡sí señores, de vacaciones y pensando en redes sociales! ¿acaso estoy loca?
Todo esto es un pensamiento que hoy me ha venido a la cabeza y quiero compartir con los que hayan querido leer esta crónica. A qué estamos más enganchados ¿a correr o a “red socializarnos”?

domingo, 9 de octubre de 2011

XXXIV Carrera Popular de San Nicasio

Foto de grupo

Otro domingo más que renuncio a dormir más horas por el madrugón que va acompañando a las carreras populares en las que participo. Las personas que no corren no alcanzan a entender por qué lo hacemos, solo puedo decir que participar en una carrera es rodearte de un ambiente saludable, tropezarte con compañeros con las misma inquietudes para compartir distintas vivencias, si además le añadimos que nos ayuda a conectar con nuestro yo interno, a sobrellevar los problemas diarios, si a esto le añades la guinda del pastel que no es otra que demostrarte a ti mismo que puedes conseguir nuevas metas, con todo esto sería una locura quedarme en la cama y haber dejado pasar esta carrera, con subidas y bajadas muy pronunciadas, compartiendo gestos de complicidad y ánimo con los conocidos de este mundillo, echándonos una risas recordando lo ridículo que ha resultado hacernos dar vueltas al un parking de un centro comercial; me imagino que los patrocinadores pensarían que con este recorrido se nos iban a poner los dientes largos y desear que acabara la carrera para ir a comprar de forma compulsiva, ¡que patéticas resultan algunas campañas de marketing!
Esta carrera me gusto más este año que el anterior ya que la organización se ha centrado en hacer una prueba de  10000 m y no mezclarla como el año pasado con la media; de los errores se aprende.
Una carrera con no más de 700 participantes, bien organizada salvo el detalle del parking.

No he apretado mucho, lo justo necesario para no sufrir y disfrutando de un horizonte de Madrid, desde la cumbre de alguna de las cuestas serias que tenía; tampoco he ido de paseo, 20’’ menos de mi media en los entrenamientos.
El poder de las féminas
Mi reto personal de la carrera fue cuando una chica me adelantó a tres kilómetros para el final,  no la perdí de vista y me ayudó sin ella saberlo (gracias).  Fueron tres km de estrategia midiendo mis fuerzas para no dejarla escapar y guardándome fuerzas para mi último cartucho. A menos de 500 m fui aumentando mi velocidad progresivamente y a 100 m del final le di caza y pude seguir esprintando hasta la meta, disfrutando de ese pequeño gran triunfo.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Madrid corre por Madrid

Hoy a las 8:30 de la mañana antes de la carrera teníamos visita obligada a la famosa papelera de Román, yo estaba nerviosa por ver semejante monumento al mobiliario urbano del parque del Retiro; nos fuimos congregando a su alrededor gente de Zapatillas & Calcetines, Pradolongueros  y Gacelas de Madrid. Saludos, presentaciones etc. y por fin el gran momentazo: foto con el monumento “la papelera de Román”.
Punto de encuentro
En esta carrera cualquier planteamiento de bajar marca es un absurdo, hasta que no pasa el kilometro tres no empiezas a tener espacio para correr medianamente bien, aunque pensándolo bien  no hemos podido correr con total libertad en toda la carrera. A esta carrera le salva la libertad que supone poder correr por los sitios más emblemáticos de la ciudad, que es precisamente por lo que la  he vuelto a hacer este año ya que odio las carreras masificadas.
Debido a mi catarro no he apretado mucho, me he dejado llevar por el ritmo que marcaba Ana y de esta manera he disfrutado más de la carrera. El cambio del recorrido de este año me ha resultado más atractivo y menos duro que tener que subir Alfonso XII, cómo se nota que el organizador de esta carrera tiene línea directa con el faraón de esta ciudad.
Al final de carrera
Al final de la carrera nos hemos vuelto a encontrar todos en la papelera aunque esta pobre había perdido su atractivo de primera hora y estaba hasta los topes de basura; hemos intercambiado las sensaciones que nos ha dejado a cada uno la carrera y todo el mundo parecía satisfecho, menos Almudena, que parece que su lesión no le deja de dar guerra y eso que se ha portado muy bien, por más que le hemos insistido con el dorsal que sobraba ella lo ha rechazado y seguro que le ha costado mucho decir que no.

Maura feliz como una perdiz

Ahora llega el momento de la novata Maura, hoy ha hecho su primera carrera en 10.000 m, se ha portado fenomenal, lo ha hecho en 66’. Cuando uno entrena, al final se consigue obtener los frutos del sacrificio.

domingo, 11 de septiembre de 2011

VIII Senda de los frailes

Mi segunda intervención en esta carrera tan singular debido al entorno por el que discurre.
Externo de camiseta Zapatilla & Calcetines
Es una carrera que resulta dura en parte por el calor que se pasa en la primera mitad del recorrido, ya que no  hay sombras en la que refugiarse, con una temperatura cercana a los 30 grados,  cuestas que hacen que esta parte de la carrera sea insufrible, además hay unos tramos muy pedregosos. Es un Cross y como yo participo con zapatilla de correr sufro las piedras y los amagos de torcedura en  varias ocasiones, pero voy a dejar de hablar de lo dura que es para explicar que tanta dureza tiene un premio, en el momento que llegas a lo alto de las hoces, es un paisaje espectacular que bien merece sufrir esa primera parte.
Las hoces y el convento
Fui con Ana, Emilio2, Miguel y Ninfa, esta ultima nos dio un alegría la de ganar en la categoría femenina absoluta.


 Cuando llegamos al pueblo Sebulcor y después de haber recogido nuestros dorsales con camiseta incluida, calentamos un poco por sus calles, una vez ubicados en meta yo anime a Ninfa que se pusiese en primera línea de salida y buscamos a sus posibles rivales, en el caso femenino es fácil saber quién puede ser una corredora de las buenas, una vez fichadas ya le dije que no las perdiera de vista, al parecer lo hizo muy bien ya que gano. Quiero hacer una mención a la chica que sufrió un desvanecimiento, por la dureza de la carrera y tuvo que ser trasladada al centro médico más cercano, espero que no fuese nada.
Entrega de premios 
Yo fui acompañando a Ana y Miguel que sufrieron mucho, la primera tiene un catarro que la perjudico mucho toda la carrera por qué no la dejaba respirar, al terminar la empezó a dar fiebre, Miguel tenía dolores lumbares, viene arrastrando una lesión desde hace casi un año y no termina de salir, ahora se le complica con esto, pero los dos pudieron acabar la carrera, lo que no haga la pasión que sentimos por este deporte.
Yo aguante el primer tramo con ellos,  aunque no fui muy buena compañera, me sentía muy bien físicamente y tenía ganas de correr, al final me pudieron mas las ganas de correr que el compañerismos, empecé a ir subiendo el ritmo mientras me marcaba retos personales como… tengo que alcanzar aquellos, luego a los siguientes etc. Lo gratificante que tiene empezar de menos a más es ir adelantando a participantes que antes me adelantaron a mí.
En meta estaba Emilio2, dispuesto a sacarnos una foto a los compañeros de fatigas, la mía no la puedo poner,  el momento lo inmortalizo cortándome la cabeza en la foto, de todas formas valoro la intención.
Bandeja para reponer fuerzas
Al finalizar nos dieron dos bandejitas con comida y dos bebidas por participante, con la buena noche que se quedo,  pudimos disfrutar de la cena contando las batallitas de la carrera, aunque la pobre Ana aguanto sentada en un bordillo deseando irse para poder meterse en la cama calentita y lidiar con la fiebre que tenia.

domingo, 17 de julio de 2011

II edición noche de MIACCM


Mi primera carrera nocturna; con mucha ganas de participar en esta singular carrera nos fuimos hacia Collado Mediano, aunque mi GPS nos indicó mal la salida de la rotonda y nos hizo perdernos un poco, pero nada que no se solucionase para llegar con tiempo suficiente para la recogida de dorsales de los cinco pradolongueros que estábamos apuntados a esta carrera.
Una vez ubicados busqué a Esther y David, del grupo “zapatillas y calcetines”.
Antes de...
Últimas fotos antes de la salida, calentamiento, nervios, intercambio de vivencias desde la última vez que nos vimos, etc. Todo el mundo preparado en el pelotón de salidas, Ninfa se dirige hacia los primeros puestos para intentar pillar pódium femenino. La  salida se retrasa 5’, los nervios a flor de piel y por fin pistoletazo de salida. Esther se emociona en los primeros metros y va muy fuerte, le sugiero que baje el ritmo si no quiere pagar las consecuencias. En los primeros 2 km se ve perfectamente todo,  pinta bien una subidita interesante que no se hace dura por ser en los primeros km, al salir del pueblo entramos en caminos donde la polvareda que se levanta por todos los corredores es muy molesta dificultando la respiración. Empiezan la primeras piedras y socavones del camino aunque todavía se ve algo y podemos esquivar, como es normal esto hace que tengamos que bajar el ritmo y poner nuestra concentración total en el terreno perdiendo de vista el entorno que nos rodea. La noche se va echando encima y la luna llena se hace la remolona, dependemos totalmente de la luz de nuestros frontales, la mía es algo escasa lo que hace que la concentración se incremente aún más.
Nos quedamos en el grupo Ana, Esther, Miguel y yo.  Miguel, como siempre compitiendo hasta con su sombra, va a tirones, sus ansias de ir el primero le separan del grupo pero vuelve a buscarnos, algo que dura poco ya que se vuelve a picar con otro corredor y vuelta a lo mismo.
Esther está muy bien de forma, va su ritmo siempre como 15 metros por delante de nosotras, resulta una buena liebre. Ana va un metro por detrás de mi pendiente del reflejo que hacen mis zapatillas en cada pisada para hacer una anticipación mental de por dónde pueden ir las suyas.
Después de dar la primera vuelta el recorrido se inmersa por la calzada romana, esto empieza a complicarse, el terreno se convierte en un Cross duro donde tenemos que subir y bajar por piedras  con mucha diferencia de altura entre unas y otras. En este tramo no hay nadie corriendo ya que resulta imposible,  veo el cartel del km 6 y empiezo a desear acabar la carrera, resulta muy estresante correr sin luz y con un recorrido tan duro que el agotamiento y la atención en cada pisada hacen mella.
En el km 7,5 Ana se encuentra bien, va por delante de mí con una carrera relajada por un terreno mucho más llevadero y precisamente por bajar la guardia sufre una caída muy aparatosa, porque una vez en el suelo y con la inercia que llevaba sale despedida dando casi una vuelta de campana. Primeros momentos de tensión por saber si se había hecho algo serio como roturas o torceduras,  hasta que ella me dice que está bien y solo me enseña el raspón de las manos y algo en la rodilla pero nada serio. Empieza a correr de nuevo y todos lo que íbamos con ella nos quedamos mucho más tranquilos y volvemos a nuestro ritmo. 

Pasamos por un prado donde pastan la vacas, que está todo lleno de socavones por la pisadas de estos animales era intransitable, empiezo a estar hasta los mismísimos de tan duro recorrido, la luna se empieza a dejar ver con un color amarillento que la hace preciosa, pero es muy difícil prestarle la atención que se merece por el dichoso recorrido, la meta esta en el 10,420 km, la explosión de júbilo que sentimos al ver la meta, hace que todos esprintemos como locos, Esther que tiene un buen final entra por delante de Miguel, algo que no le gustó, pero él tiene que saber que está disfrutando y no ser tan competitivo ya que su facultades físicas no están en el mejor momento, tendría que centrar su atención en hacer una buena recuperación después del tan duro invierno que ha pasado con la lesiones y dejarse de piques.

Yo también esprinto y me doy cuenta que he dejado a Ana atrás, y como le prometí que entraba con ella, me paro y le espero para poder entrar con los brazos en alto celebrando el final de tan dura carrera.
Después de...
Ninfa quedo la cuarta, pero disfrutó como una enana de la carrera, iba tan eufórica que ni necesitó el frontal para poder correr.
David también hizo buen tiempo, pero al igual que el resto también se le hizo muy largo el recorrido.
Emilio sufrió dos caídas pero no fueron muy serias, no sufrió ni un rasguño.
Final de carrera; bolsa con fruta y bebidas, una degustación de chorizo a la sidra y espera de entrega de premios. A Esther le tocó en la rifa una mochila que tenía una bandeja y una cantimplora.  Al menos nos hizo mucha ilusión a casi todos.

domingo, 19 de junio de 2011

X Carrera del Zofio

Hoy tocó carrera en el barrio;  la carrera comenzó a las 9:00 h y nosotras fuimos las primeras en llegar: Ana, Ninfa y yo, como estamos acostumbradas a ir a carreras multitudinarias llegamos una hora antes.
Empezamos a ver caras conocidas, los primeros pradolongueros van llegado preparados para correr y hacer foto del grupo.
Parte del grupo de Pradolongueros

Salimos,  Ana viene a mi ritmo, al ser cuesta abajo el ritmo inicial es muy rápido, intento frenar un poco para no pagar el pato, aunque no fue suficiente. En el primer km Ana, que va a mi ritmo, empieza a sufrir, su respiración es entrecortada, decido que es el momento de tirar y de esta manera ella se queda sola y a su ritmo.
Después varias cuesta duras, entramos en nuestro parque, esta será la parte más llana de la carrera y rondará los 4 km, al salir del parque nos metemos en la primera recta larga que es un falso llano, desde mi punto de vista es la parte más agobiante de las carreras ya que son muy largas y no parecen tener fin. Empieza la parte más dura de la carrera con subidas muy pronunciadas, he forzado la máquina y empiezo a pagar las consecuencias; las pulsaciones disparadas me hacen frenar el ritmo para poder recuperar el aliento, al final de la cuesta oigo la voz de Ana que me llama y me da mucha alegría saber que me ha podido alcanzar, ella ha sido más inteligente y va mejor, decido esperar para que me alcance y terminar con ella, dos cuestas más Ana dice que se va a parar, le digo que no pare, que tire y al final consigue subirla mejor que yo, al girar ya se aprecia la meta y la animo a que tire delante de mí, ha corrido más inteligentemente que yo por eso se merece pasar antes.
Es una carrera con muy buena organización, la bolsa de corredor está muy bien y la camiseta es chula, por un precio muy asequible: 5€.
Ninfa quedo tercera en la General y segunda de su categoría sénior.
Marisa quedo cuarta en la General y segunda de su categoría veterana A.
Mi tiempo final 54’43’’ (Sigo pagando la recuperación de la maratón).

domingo, 12 de junio de 2011

9ª carrera para la lucha VIH

Rodeada de muy buena gente, esta mañana he vuelto a participar por segundo año en la carrera del VIH. Había mucha variedad de participantes entre el gran número de gente conocida que hoy nos hemos juntado, pero citaré a los novatos, que son los protagonistas del día.

El Antes 
El primero en participar es Adam, un chavalín alrededor de 4 años que participó en la carrera infantil, acompañado de su madre Cristina, protagonista en mi anterior carrera. Está hecho todo un campeón, pegaba un sprint cada vez que le jaleabas. Se levantó con los nervios como nos pasa a todos antes de una carrera y aunque decía que estaba cansado no paró en todo el recorrido, ¡bravo Adam!
La segunda es Vera, que con 4 meses está para comérsela dentro de su carrito. Lucía un lindo dorsal y participó regalándonos sonrisas a todos los del grupo, a su padre Manuel el babeante le diré que tenga paciencia y que en 4 años irá corriendo a su lado.
La tercera es Lorena, que como válvula de escape está empezado a trotar. Hizo muy buen tiempo para lo poco que lleva trotando.  A Chema decirle que siga así,  porque los entrenamientos le están dejando un tipín… A la hermana de Lorena un “OLE” ya que sin entrenar nada estuvo acompañando a su hermana, ha demostrado que tiene aguante.
El cuarto Christopher, su primera carrera, aunque iba a tirones ha hecho algo más de 22’ con un sprint que dejó patidifusos a sus dos acompañantes, David y Ana. ¡Ánimo, campeón y a seguir entrenado! Tiempo 22’ 40’’, esta referencia es la de Ana, está lanzada y en progresión hizo 3’55’’ menos que años pasado y eso que fue acompañando al novato.
La quinta mención es para Susana y Miguel, para ella era la segunda carrera y está encantada con correr. Hoy le acompañó Miguel, todo un veterano que está en proceso de recuperación. Hoy pudo quitarse un poco el mono de correr, se le veía feliz ya que ha estado 9 meses cabizbajo y hoy le he vuelto a ver radiante. Como consejo le diré que tenga paciencia que es la madre de la ciencia.
La sexta es para Óscar y Esteban, que me han hecho de liebre en estos momentos de recuperación de forma que tengo. Óscar es un hombre de velocidad y cuando tenga constancia en los entrenamientos será una bala. Esteban, tus ánimos han sido un 10, como tú, qué sería de mis entrenamientos sin nuestras polémicas tan entretenidas. Ir a 5’ el km no es ir andando  como dices tú siempre, que tienes que meter unas zancadotas enormes para demostrar esa teoría tuya. Tiempo 21’ 57’’.
La séptima Ninfa, que hoy tuvo la mala suerte que no la funcionó el chip, quedó la segunda  en la general femenina, no se le reconoció, como primera interesada tendría que haberlo movido.
Por último Esther y David, que estáis hechos unos maquinas, ahora solo queda que deis el salto a la media para seguir progresando porque estáis muy preparados.
Serrano, ¿encontraste a Begoña?
Y el después
A todos deciros que es grato volver a veros.

domingo, 5 de junio de 2011

I Carrera Solidaria

      
Hoy he participado en la I Carrera solidaria del Santander, que espero sea la última ya que jamás he visto semejante despropósito en la organización de la carrera. Iré enumerando todo lo que no se puede hacer en una carrera que en ésta se ha hecho.
-No a las salidas conjuntas de distintas distancias; los primeros de 10 se ven perjudicados porque tienen que ir sorteando a la gente que va andando en la de 5 en los últimos km, haciéndoles bajar su marca.
- Más control; la gente se les colaba a los primeros porque no había ningún tipo de control. En la entrega de premios se vieron las consecuencias, al hacer trampas la gente pasaba como primeros clasificados, con la consecuente falta de reconocimiento a los que realmente lo habían hecho.
-Bolsa de corredor inexistente; ahora sé por qué el  señor Botín, dueño del “Satanés”, consigue que su banco esté donde está.
- No se puede parar a los corredores para que pasen los coches.
Podría seguir enumerando deficiencias en esta carrera pero me voy a centrar en el tema recorrido, esto es una teoría mía: hasta el lunes no había muchos inscritos en esta carrera, los organizadores como buenos comerciales del banco patrocinador, pensaron en una estrategia mandando un evento a todos los corredores reconocidos del facebook diciendo que será la primera carrera en Madrid Rio, así me llego a mí, caí como una boba mordiendo el anzuelo, como casi todos los participantes en esta carrera, hasta el viernes, cuando recogimos la camiseta + un plano con el nuevo recorrido, que no era nuevo para nada, de hecho es el inicial pero por la falta de participante en esta última semana se inventa que el señor Gallardón nos deja su Madrid Rio para correr (que panda de ilusos).
Unos ilusos antes de...
Solo hay algo que le salva a todo esto; que he compartido una bonita mañana de domingo con muy buena gente (Ana, Begoña, Cristina, Ninfa y Serrano). Ninfa quedó la primera clasificada, es una fiera “La paraguaya veloz”, cuando nos cruzábamos con los primeros buscaba a la primera chica y no había ninguna hasta que un grito me despejó las dudas: era Ninfa. La animé diciéndola que era la primera, algo que le alentó para apretar más.
La campeona
Serrano quedó de los primeros de su categoría pero fue unos de los perjudicados por la falta de organización, con lo cual no se le reconoció el mérito, pero que sepa que todos los que le conocemos y desde este espacio pequeño que tengo en la red sabemos que es un campeón.
Ana y Begoña hicieron muy buenos tiempos las dos, cada una en una distancia, están hechas unas jabatas y progresando.
Cristina era mi reto personal, quería que bajara de la hora, aguanté con ella toda la carrera dándole ánimos, corrigiendo su forma de correr para que le saque más partido con menos esfuerzo. Le pido disculpas si le he dado mucha caña, pero se ha portado como una campeona y ha hecho 59’12.

lunes, 23 de mayo de 2011

Maraton de Edimburgo 2011

El viento, un protagonista traicionero.
El día amaneció soleado pero el viento no amainó, algo que ya me preocupó, y mucho, el día anterior.
Nervios a flor de piel, según me voy acercando me doy cuenta que mi estado de ánimo no va a ser el mejor. Estoy muy, muy negativa, ausencia de mi vitalidad habitual, esa mala compañera femenina me la jugado pero bien.
Antes de salir me siento como ausente, sin saber muy bien donde estoy, todo el año esperando este día y mi estado de ánimo no me deja apreciar esos momentos anteriores como debería.

Milla 9,5 
Pistoletazo de salida, empiezo a rodar, me voy encontrado bien, echo de menos el bullicio de las carreras en España. Casi todo el mundo callado menos Tito, que es mi compañero de aventura para esta maratón, claro que se pasa todo el rato preguntándome cómo funciona el GPS que le han dejado, como un niño pequeño con juguete nuevo no deja de tocar botones, lo que faltaba para la mala leche que tengo intrínseca. Él empieza a tirar a su ritmo y no me avisa de que piensa ir a su bola, yo intento seguirle hasta la milla nueve ayudada por un sprint y un grito, para informarle de que Ana nos espera por esa zona, le dije que iba muy deprisa para mi, su contestación es que quería ir a su ritmo, el tema es que habíamos quedado en ir juntos y no me avisó que había decidido cambiar de táctica e ir a su bola. No me enteré hasta ese momento, yo me equivoque y quemé más energías de las necesarias. Lección aprendida para otra maratón; solo variar el ritmo si acompañas a un novato, en caso contrario cada uno a sus planes.
Fotocol
El viento molesta cada vez más, un chaparrón de 15’ con algún granizo, al menos no tengo que hidratarme, por fin cambio de sentido ya que todo el recorrido es en línea recta paralelos al mar, una brizna de emoción aparece al darme cuenta que ahora veré a los más lentos de frente en vez de a los mas rápidos, pero esa sensación dura poco, el viento viene de cara con rachas de 45 km h, que en ocasiones me desplazan, tengo que agachar la cabeza para poderme proteger de los azotes huracanados que me frenan. Mi cabeza quiere luchar, no dejarme abatir por los envites del viento y seguir corriendo sin parar ni una vez, en mi cabeza se escucha constantemente el “vamos Macu tu puedes, vamos…” pero en un momento de debilidad física la cabeza ya no es lo suficientemente fuerte, me paro a andar, las piernas me flaquean, mi cuerpo se contonea hacia los lados y estoy a punto de caer, pero el siguiente paso me equilibra rápidamente, me pongo a andar cada vez a mejor ritmo veo como mis pulsaciones van bajando de 185, cuando veo que me recupero y estoy en 160 pulsaciones empiezo a correr de nuevo, el viento sigue pegando fuerte y no quiero parar, los cuádriceps se quejan con pinchazos dolorosos pero sigo porque sé que tengo un as en la manga; me queda un gel. Será un gran aliado en el próximo avituallamiento a falta de 6 km lo tomo y vuelvo a andar recupero y reinicio la marcha, miro el tiempo y sé que puedo llegar al segundo objetivo marcado que era 4:12, midiendo como pude conseguir hacer esos últimos kilómetros de sufrimiento pensando en entrar en ese tiempo.
¡Lo hice! marqué ese tiempo, habrá otras ocasiones para hacer mejor tiempo, me queda la satisfacción que le quite 6’ a mi primera maratón de hace una año.

domingo, 8 de mayo de 2011

VIII Carrera de la mujer

Sufriendo la cuesta

Esta mañana he vuelto a repetir por tercera vez la carrera de la mujer. Esta carrera es perfecta para iniciarse en este mundillo de las carreras populares; en esta ocasión hemos acompañado en su estreno a Susana, que lleva algo más de un mes corriendo. Estaba muy nerviosa pensando que no la podía hacer entera, ya que lo máximo que ha hecho corriendo han sido 5 km y en esta ocasión son 6,5 km pero al ser en una carrera se ha visto contagiada por el ambiente y no le ha costado hacerla del tirón sin una parada. ¡Enhorabuena Campeona!
Las tres que íbamos con ella ya estamos curtidas en estas lindes, Cristina ha ido sobrada toda la carrera, el año pasado la hicimos correr más pero en esta ocasión mandaba la prioridad del inicio de una novata.
Simetría del estiramiento
Sobre la carrera tengo que decir que este año la organización se ha estirado algo más con la aportación en la causa contra el cáncer de mama: han sido 50.000€.

domingo, 3 de abril de 2011

XI Medio Maratón de Madrid

Última prueba de reconocimiento de mi nivel en una competición antes de la Prueba más importante para mí, que es la Maratón.
Todo el grupo antes de...
Buen día para correr, nublado con una temperatura llevadera, aunque en los primeros kilómetros se dejó sentir algo de bochorno al que todavía y después del frío invierno no estamos aclimatados.
Salimos de casa con tiempo de sobra, pero el tren tardó más de la cuenta y nos hizo llegar un poco tarde al punto de encuentro, pero ya estaban casi todos allí con los saludos y vivencias contables de los últimos días.
En carrera
Todos preparados para salir, como había tanta gente, desde que dieron la salida hasta que pasamos por la alfombrilla pasaron 7’. Algo que no se tiene en cuenta en las clasificaciones son los netos, nos clasificamos por los brutos.  Da rabia ver que alguien invirtió más tiempo que tú en hacer la misma distancia pero está por delante en la clasificación; un punto negativo más a las carreras tan masificadas, realmente me tengo que plantear dejar este tipo de carreras.
Hoy se creó un gran grupo para hacer la media y no me refiero por el número de personas, si no por cada uno de los compis de esta media, pendientes de todos en casi todo momento, animando y un sin fin de detalles.
Sufrimos y de lo lindo en la dichosa cuesta del Ángel en el retiro, pero Carlos, todo un experto corredor, nos fue animando y dando consejos para enfrentarnos mejor a ella; muchas gracias.
Entrada en meta con sprint gracias a los ánimos del público madrileño, que es un 10 a la hora de animar.
Rememorando una foto

sábado, 26 de marzo de 2011

Tirada de preparación al maratón de Edimburgo.



Bajo la dama del Manzanares






Tirada larga de 25 km en buena compañía.
Hoy tocaba como todos los sábados tirada larga, pero con un cambio ya que al entrenamiento de hoy también asistieron dos compañeros Zapacalcetosos con los que corro en algunas carreras; siempre son más gratos los entrenamientos si vas acompañada de gente maja, con la que poder charlar mientras las fuerzas lo permitan.
No recordaba la sensación de dolor, cuando empiezas a consumir la energía  directamente de las piernas, al ir aumentado kilometraje.
 Unos buenos compañeros












Pero todo este sufrimiento de hoy se vio recompensado, cuando apenas una hora después de terminar el entrenamiento estaba dentro de las distintas piscinas de un Spa, relajándome con sus chorros de agua.

domingo, 20 de marzo de 2011

XXXII Carrera del agua

Llevo algunas semanas sin participar en ninguna carrera popular,  mi tiempo de entrenamiento se lo lleva la preparación de la maratón. De esta carrera me hablaron muy bien José y Manuel, los dos fundadores del grupo zapatillas y calcetines de Facebook, me convencieron y me apunté.
Esta mañana amaneció inmerso en uno de los mejores fines de semana del año, climatológicamente hablando.
Cogimos el tren haciendo el mismo recorrido que todos los días para ir al trabajo, esto me hace preguntarme ¿por qué hago estas cosas los fines de semana?, la respuesta es bien sencilla; me aporta tanta satisfacción personal que me ayuda a evadirme de los quebraderos de cabeza de mi vida laboral.
Antes de...
Las primeras caras conocidas llegan a la misma hora que nosotras al punto de encuentro. Saludos y búsquedas de rayos solares que, por muy buen fin de semana que haga, a las ocho de la mañana hace fresquete y el sol reconforta, así es que al final la ubicación del grupo fue en uno de los pocos sitios donde daba el sol y a su vez servimos de punto de baliza a los demás corredores, en el  mini circuito de calentamiento. 
Recuerdo Arroyo, todo un referente personal.
Antes de salir Esther me pregunto qué tiempo tenía pensado hacer y le dije que no tenía intenciones de apretar mucho, de relax, ya que venía de hacer una tirada larga el día anterior; pero fue dar el pistoletazo de salida y me lancé dejándome llevar exclusivamente por la sensaciones, solo quería disfrutar de la carrera y no sufrir. Había cuestas interesantes en la primera parte de la carrera que me tomé con tranquilidad.  En el falso llano que va del Bernabéu a Plaza de Castilla me fijé un punto en el horizonte; el reflejo que produce el cuadro superior de la torre de Plaza de Castilla, la que pertenece a una entidad bancaria Madrileña. Con mi mente en ese punto, me obligaba a llevar la posición correcta del corredor, perdida en ese punto me olvide de cualquier sufrimiento, solo piensas en que cada vez está más cerca, tenía la sensación que volaba, totalmente fuera de los dolores que te lastra al cuerpo para decir que existe. Al tomar la curva que me lleva hacia el comienzo de Bravo Murillo caigo de sopetón de mi clímax mental y la realidad me devuelve a la visión de una pequeña pendiente que no se había dibujado en mi mente antes de la carrera; me resultó algo dura, pero solo por el ansia de dejarme caer en los últimos 4 km de bajada que tiene esta carrera.
 En la entrada del recinto del Canal me lancé muy fuerte, me di cuenta que todavía quedaban unos 800 m. y me frené un poco, pero cuando al dar la última curva y ver la línea de meta que el contador pasaba al minuto 52’ apreté los dientes para poder pasar en ese minuto, que fue 52’45’’ brutos, mi neto  51’49’’, nueva marca personal y eso que me la he tomado con tranquilidad  disfrutándola a tope.
Esperé en la meta a que entrara Ana y Esther para grabar el vídeo de su entrada, aunque como siempre el móvil me la juega y se apaga justo cuando las vi venir y solo pude grabar 7’’ de la entrada en meta de Ana.
Poca cosa en la bolsa del corredor; agua en bolsas, del canal de todos los madrileños (hasta que Doña Esperanza lo venda a uno de sus amigos y los madrileños dejemos de quedarnos sin algo más para que alguna empresa especule y se beneficie), una lata de limón y menos mal que nos dieron una medalla conmemorativa del evento, que eso suavizó la escasa o inexistente bolsa del corredor.